Archivo mensual: mayo 2016

EL REGRESO (YA HABÍA GANAS) – GRADO, 22 DE MAYO DE 2016

a8

El pasado domingo 22 de mayo nuestro Club retomó de manera masiva el embrague y el acelerador de las scooters y una nutrida representación acudió a la primera concentración Vespas y Lambrettas de Grado.

13263698_1018359104907260_5401186953997789583_n

Emprendimos la marcha desde Oviedo Rodri, Juan, Marcos, Jorge y servidor a las 10 a.m. con el cielo despejado ligeramente lo cual nos trasladaba buenas vibraciones teniendo en cuenta lo mucho que había llovido diluviado la noche anterior . Tras repostar en la gasolinera continuamos por la N-634, rumbo a Grado pasando por Trubia, acompañados de  fuertes rachas de viento que en algún tramo de la carretera resultaban intimidatorias.

A nuestra llegada al parque nuevo de la villa moscona -poco antes de las 11 a.m.- ya había gran ambiente y un buen número de scooters (abrumadora mayoría de Vespas). Allí nos encontramos con el resto de la delegación de “liantes” y “liantas” venidos de la zona de Avilés: Mino, Lolo, Jose, Cris, María José, Arancha, Tere, Nieves, … y formalizamos nuestras inscripciones en la mesa dispuesta para tal fin por la organización (comprobación de documentación, ITV y seguro incluída).

a9

13226658_1018362041573633_5685608805680471053_n

13226910_1018362134906957_5909921215630745899_n

13230190_1018359794907191_3344197306714212896_n

Allí en Grado la organización tenía dispuesto un pinchoteo hasta la hora de salida de la ruta. Picaba el sol y las amenazadoras nubes parecían estar lejos de nuestro área de influencia así que todo iba de maravilla…

13267967_1018361971573640_2688458974018230463_n

13237735_1018360204907150_2418486280968436813_n

a1

13230190_1018362188240285_1133950912299206385_n

13240135_1018362024906968_5152685659585336373_n

13244634_1018359918240512_8044773206960821444_n  13239182_1018360261573811_2999213912289571047_n

A las 12 del mediodía se pusieron en marcha los motores dos tiempos y comenzó la ruta de 49 kilómetros prevista por la organización y que transcurriría por los concejos de Grado, Candamo, Pravia y Salas.

Tras hacer un recorrido por el centro de la capital moscona volvimos sobre nuestros pasos por la N-634 hasta el cruce de Cuero donde -tras girar a la izquierda y atravesar el puente histórico de Peñaflor- tomamos la AS-353 hasta Murias incorporándonos allí a la AS-236 dirección Pravia.

Una carretera para rodar con calma y disfrutar del paisaje, que en esta época del año es una auténtica delicia de colores verdes en todas sus tonalidades e intensidades. En nuestro recorrido pasamos por pueblos como Beifar, en el concejo de Pravia y situado a 30 m de altitud, cerca de los meandros del río Nalón en su confluencia con el Narcea, que conserva buenos ejemplos de arquitectura tradicional asturiana, como hórreos y paneras decorados.

Llegados a Pravia tomamos la carretera AS-347 -de una longitud aproximada de 11,5 km y que une la capital del concejo con la localidad salense de Cornellana- donde estaba prevista la parada para tomar un refrigerio.

a22

La AS-347 Atraviesa los núcleos poblacionales de Forcinas, Palla, Corias, Repolles y Luerces, todos ellos en el concejo de Pravia. Únicamente recorre sus últimos 500 metros por el concejo de Salas. Es una carretera antigua, tiene un trazado estrecho y sinuoso y el tráfico por ella es testimonial, pues presta servicio básicamente a las poblaciones que atraviesa. Ideal para transitarla en Vespa o Lambretta. De hecho el año pasado la ruta de la V ScooterLiada que organiza nuestro club pasó por allí camino de Malleza.

Se encuentra en preocupante estado de abandono y falta de atención, con síntomas evidentes de grietas y resquebrajamientos, invadida por algún “argayu” en el tramo entre Luerces y Cornellana y con vegetación invadiendo la calzada a uno y otro extremo.

La parada en Cornellana, Bar “El Casino”, la tomamos con relativa calma pues aunque la ruta de regreso a Grado no era muy larga y teníamos tiempo, también nos llegaban noticias de que en la cercana capital salense estaba comenzando a llover y las nubes que se veían sobre nuestras cabezas no presagiaban nada bueno al corto plazo.

13240128_1018362794906891_7106644710650132386_n

13232875_1018362781573559_5366678202181619428_n

13245478_1018362694906901_5591984155706865592_n

13256038_1018363201573517_952636474753482412_n

Aún debíamos transitar nuevamente por la N-634 y ascender un puerto corto partiendo de Cornellana, el Alto de Cabruñana -situado a 357 metros de altitud y de poco más de cinco kilómetros- que comunica con la localidad de Grado.

La subida la comenzamos ya con una leve pero continuada lluvia y aunque las circunstancias meteorológicas aconsejaban extremar la precaución al máximo, resultaba casi imposible no levantar la vista de vez en cuando para disfrutar de las espectaculares imágenes que ofrecen en esta época del año los manzanos en flor en Asturias, los verdes prados, no pocos eucaliptos y algunos hórreos, que nos acompañaron en la breve ascensión.

a3

a4

a5

aa

Y en un abrir y cerrar de ojos estábamos nuevamente a las afueras de Grado, en el cruce de Cuero, para detener la marcha allí, en el Restaurante “Casa Aurina”, casi colgando sobre el río -típico local que no invita a entrar-, donde estaba previsto el almuerzo a base de ensalada y cordero a la estaca, seguramente la mejor manera de disfrutar de ese cuadrúpedo. Ahí, abierto en canal; ahí, vertical, torrándose poco a poco al calor de un buen fuego, multiplicando su jugosidad.

13220984_1018363871573450_2608674262940840267_n

Para entonces la lluvia ya había cesado y lo que padecíamos en su lugar era una invasión pacífica de semillas voladoras envueltas en pelusa blanca, ese incordiante algodoncillo que flota por ahí en primavera y que tiene la mala costumbre de meterse en la nariz  y a lo que habitual y equivocadamente le llamamos polen cuando realmente no lo es.

13256548_1018364241573413_3457080392429095969_n

13260080_1018364524906718_9011516704158535505_n

13238868_1018363998240104_8660689469566237329_n

Para rematar la “corderada” unos deliciosos milhojas de crema cortesía de la pastelería “Ovetus” elaborados unas horas antes por Viti, el encargado del obrador y miembro también de la organización de la salida.

aaa

 

a2

a6

a7

 

Sí, en Asturias nos gusta comer, hablar de comida mientras comemos, dejar de comer un rato para tener más hambre y seguir comiendo, … ¡Somos fartones!

Y aunque nos costó volver a subirnos a las motos y regresar a nuestras madrigueras, lo hicimos finalmente plenos de felicidad y con un maravilloso recuerdo de lo vivido durante la jornada. Sin duda una gran elección para iniciar la nueva temporada scooterista que tenemos por delante.

a44

Enhorabuena al Club Vespa Grado y que no decaiga, a por la segunda el año que viene, estaremos encantados de volver a acompañaros.

aa1

a222

Anuncios