Imagen

2016 LAMBRETTA JAMBOREE – USA

8241323

Anuncios
Vídeo

HAPPY 15TH! – X SCOOTER RALLY CAMUNO – LEBOWSKI SCOOTER GANG

Vídeo

THE PARR STREET MODS – TRAILER

Vídeo

AQUELLOS MÍTICOS AÑOS 60

VI SCOOTERLIADA (20 AGOSTO 2016)

IMG_0284
IMG_0285
IMG_0290
IMG_0291

Este año estrenábamos punto de encuentro -Salinas- y la ruta constaba de 45 kms. incluyendo una parada para refrigerar motores a mitad del recorrido.
En esta sexta edición contamos con participantes venidos de Soria, Santander, Madrid, Baracaldo, Valladolid y León, además de asturianos. 85 personas y 68 scooters, dentro de los límites de lo que consideramos óptimo para la modesta salida que promueve nuestro club.
CIMG7992
CIMG7998
CIMG8039
CIMG8036
CIMG8034
lds salinas
DSC_9422
Realmente estábamos cómodos en el punto de encuentro, en la cafetería del Club Espartal. Allí al aire libre y entre scooters disfrutamos de una sesión musical a cargo de selector local y de un tentempié. Era el momento para recibir la bolsa con obsequios para los inscritos, para disfrutar de los reencuentros, para saludar y conocer por primera vez a algunas personas y para la amena charla típica de estos “tinglados” (que si yo he montado tal escape, que si a mi me gusta más el tacto del freno de tambor que el del disco, que si te noto más gordo que la última vez, que si trajiste la Vespa o la Lambretta, etc.).
IMG_0286
CIMG8021
CIMG8022
CIMG8023
CIMG7995
DSC_9420
DSC_9421
DSC_9423
DSC_9425
DSC_9426
DSC_9427
DSC_9428
DSC_9429
DSC_9430
DSC_9431
DSC_9432
DSC_9433
DSC_9434
DSC_9435
DSC_9436
DSC_9438
DSC_9439
DSC_9440
DSC_9441
DSC_9442
DSC_9444
DSC_9445
DSC_9446
DSC_9448
DSC_9449
DSC_9450
CIMG8020
CIMG8027
CIMG8028
CIMG8029
No es de extrañar que en la cafetería del Club Espartal nos instaláramos durante casi dos horas, la verdad que no apetecía marchar. Mas había que arrancar motores y poner rumbo Oeste, iniciar la ruta. Pensamos sin miedo a equivocarnos que todos salimos más que satisfechos, especialmente los más forofos de Lambretta por aquello de la imagen en el frontal de la preciosa camiseta sorpresa con que todo inscrito fue obsequiado.
IMG_0292
DSC_9457
DSC_9458
DSC_9459
DSC_9460
DSC_9462
DSC_9463
DSC_9464
DSC_9465
14079750_10207373801089488_5276130596722418324_n
14080001_10207373811409746_3098861854392518213_n
Por delante una ruta pasando por Armao, Piedras Blancas, Santa María del Mar, Naveces, Santiago del Monte, Carcedo y Ranón hasta llegar a San Juan de la Arena donde teníamos previsto parar. Aproximadamente 22 kilómetros de disfrute para los sentidos. En nuestro recorrido vimos tres playas: Salinas, Santa Maria del Mar y San Juan de La Arena (donde se paró a tomar un vermú).

IMG_0324

IMG_0325

 Para acceder a la localidad de Ranón, el pueblo de las hortensias, tomamos en Carcedo la carretera que conduce al aeropuerto. Desde el alto de Ranón, ya iniciado nuestro descenso, pudimos admirar San Esteban de Pravia y un sin fin de pueblos y montañas que forman un paisaje sin igual, antes de llegar a San Juan de la Arena a eso de las 13:15 del mediodía.
14066384_10207374326062612_5739473236201865836_o
Situado al norte de la costa asturiana en la margen derecha de lo que se conoce como Muros del Nalón, está este “pueblecillo” pescador. Perteneciente al término municipal de Soto del Barco, nos aleja de la civilización con su gran apertura al mar. Hoy en día, L’Arena (nombre con el que se suele nominar a dicho pueblo entre los asturianos que lo conocen), sigue teniendo un porcentaje de la población que sigue viviendo de la pesca: familias que ven como el padre, acompañado a veces de sus hijos, parten mar a dentro para hacer su labor como pescadores y traer así un sueldo a casa. Lamentablemente, esta tradición se ha ido perdiendo con los años, pasando de casi un centenar de embarcaciones pesqueras a apenas diez.
Por su cercanía al aeropuerto de Asturias (Ranón) regala a lo largo de todo el día imágenes espectaculares cuando los aviones se disponen a despegar y aterrizar, pasando así a muy pocos metros de altitud por encima de la playa de los Quebrantos (ubicada en la desembocadura del río Nalón y que puede presumir de algo que hoy en día está convirtiéndose en un lujo: conservar su imagen natural) dando la impresión de que casi se comen los amplios acantilados que dan fin al arenal. Así pudimos comprobarlo mientras disfrutábamos del refrigerio en el chiringuito “Vaticano” bajo un sol radiante.
IMG_0340
IMG_0341

la foto16

la foto17

la foto18

la foto19

vaticano

chirin

chiring

chiringuito

IMG_0305

IMG_0306

IMG_0307

IMG_0308

IMG_0309

IMG_0310

IMG_0311

IMG_0319

IMG_0320

IMG_0321

IMG_0322

IMG_0323

14115520_10207374139937959_4349673181254740425_o

CIMG8042

Si trabajo costó salir de Salinas, casi mayor esfuerzo requirió volver a ponernos en marcha hacia el retsaurante y cubrir la segunda parte de la ruta.

De L’Arena salimos en dirección a Soto del Barco y tras recorrer apenas dos kilómetros de carretera nacional tomamos una desviación a la derecha para, entre hermosos paisajes, atravesar pueblos como la Ferrería y La Corrada, que obtuvieron en los años 50 premios a los pueblos más bonitos de Asturias y que presentan numerosos ejemplos de edificaciones representativas de la arquitectura y cultura de indianos en el concejo de Soto del Barco.

Más adelante Sombredo, rodando siempre por tramos de carretera con abundante vegetación: acacias, pinos, castaños y abedules, eucaliptos, laurel, pinos y avellanos.

Una ruta de sensaciones, de esencia rural, sin apenas encontrar vehículos, a velocidad adecuada a cada tramo.

la foto15
13698106_10207374281741504_1755366555078175958_o

13653107_10207374287061637_5372825539082885540_o
14102946_10207374318822431_3325428066229367837_o

14107714_10207374310462222_6970436418534549247_o

14107834_10207374288181665_5970293543370724784_o

13719653_10207374288421671_8050752708224185987_o

14086324_10207374284021561_4848780395395327027_o

14086369_10207374292061762_6732138631145030159_o

14086369_10207374316062362_7890829592040493758_o

13907192_10207374167498648_4510208487745303346_n

Cuando nos dimos cuenta y sin salir del entorno rural ya estábamos en el valle que conforma el pueblo de Pillarno, allí en la pista de futbito dejamos aparcados nuestros engendros mecánicos y nos dirigimos un establecimiento afamado por su cocina casera con excelente materia prima, auténtica, sana, en un ambiente familiar.

menu1

menu2

menu3

Tocaba, por fin, sentarse a disfrutar de una suculenta y deliciosa comida (frixuelos rellenos de ibérico y setas, bonito en rollo, tarta de la abuela, pan, vino Rioja, cerveza y café). Si por algo se distingue la ScooterLiada es por intentar huir siempre de lo habitual a la hora de comer en este tipo de reuniones escuteristas.

comida1

comida2

comida3

comida4

De allí -con los estómagos bien satisfechos- nos dirigimos a la ciudad de Avilés para, ya en la Plaza Carlos Lobo realizar la entrega de premios y un sorteo de regalos donados por los colaboradores que, como suele suceder, dejó más contentos a unos que a otros.

la foto4

la foto5

la foto6

la foto

la foto2

14046003_1352286478124346_4335945839342871763_n

14054090_1352283911457936_4941439370950068514_n

14054103_1352282644791396_2196034330301936971_nEste año el palmarés de premios fue el siguiente:

II Premio Scootlitzer: Chus Gómez, de Santander y Víctor Otero, de Llanes (muy merecidos ambos).

victor

la foto7

Espíritu Liante: Jaime “Cachoper” Vega y Alvarito “Cachoper” Pastor (muy justificado el primero y realmente ganado a pulso el segundo. De hecho a Alvarito le entregamos el premio que iba destinado a la AVERÍA durante la ruta y, en ausencia de alguna de entidad, lo recibió él por su avería mental)

liantes4

1ª Liada: Ibón González, de Valladolid y al Vespíritu Santo Club de San Esteban, de Pravia/Muros del Nalón (porque este año había muchos aspirantes y se decidió dárselos a ellos)

la foto3

Premio Club Lambretta España: Salvador Heres y Guillermo Bango, de Piedras Blancas.

premio lambretta españa

Por lo que a regalos se refiere, la suerte es realmente caprichosa (que no injusta) y quiso que el casco jet “El Diablo” donado por JFK Motos cayera en la cabeza de Alvaro Pastor; el otro casco donado por Asturfuente se fue a Santander (Angel Lanza); la camisa, el polo, el jersey, el paraguas y el monedero donados por Wonderwall Clothing están ya en poder de personas de Llanes, Soria, Pola de Lena, … Hubo más de ocho botes de aceite de cambio y/o de mezcla cedidos por Rockoil y Lambretta Locomociones que acabaron en manos de diferentes afortunados; ocho pares de gafas Ipanema donadas por Visión1 Optical protegen ya a estas horas los ojos de ocho escuteristas; un reloj Lambretta Watches de chica que ya luce en la muneca de una avilesina y otro de chico que le tocó en suerte a una chica de Turón; dos cenas para dos personas en el Restaurante Lamari; una cena o comida para dos personas en Casa Nuevo; dos vales descuento de 20,00 euros en Scooterist Factory; varias cajas de galletas Chochinos y Dulces Orgías así como botellas de licor HijoPuta… Nos gustaría que hubiera habido algo para todos y cada uno de los que allí estaban espectantes siguiendo el desarrollo de la “timba” pero todo lo que pudimos hacer fue tener el gesto de renunciar a los premios cuando el que salía era el número de alguno de los organizadores y que fuera re-sorteado el artículo.

paula

nieves reloj

pablo lara sf20

pulido megafono

Creednos que no fue fácil para algunos…

13698128_10202232330567414_3047195065183620080_o

Estamos enormemente agradecidos por su apoyo a todas las empresas y personas que colaboraron otra vez (o por vez primera) con nuestro evento, su generosidad es la que hace posible vivir este tipo de momentos que tanto disfrutamos todos. Hemos tenido de todo (menos estaciones de ITV): Orujos y Licores HijoPuta, Lambretta Locomociones, SIP Scootershop, Bango Seguros, Wonderwall Clothing Co, Vascop, JKL Motos, Visión1 Optical, Lambretta Watches, Asturfuente, Cuco Rotulación, Scooterist Factory, Club Lambretta España, Restaurante “Lamari”, Cafeteria Club Espartal, Ortxa, Rockoil, Carlos Lobo Factoría Musical (Las Tres Mentiras, El del Medio, La Llosa), Hotel Rural El Viejo Roble, Casa Pepón, Chiringuito “El Vaticano”.

¡GRACIAS! ¡GRACIAS! ¡GRACIAS! ¡GRACIAS!

Tras los sorteos una gran mayoría de las Vespas y Lambrettas desaparecieron de la plaza mientras miembros del grupo Sassy & The Bugs comenzaban a instalar su equipo para el concierto que comenzaría a las 20:30h. y que algunos tuvimos la fortuna de poder disfrutar. “Tainted love”, “Born to be wild”, “Come together”, y un sinfín de versiones de temas clásicos de soul y rock de los 60 y 70 sonaron durante algo más de hora y media.

CIMG8053

CIMG8056

CIMG8059

CIMG8060

CIMG8065

CIMG8066

CIMG8067

CIMG8068

CIMG8078

CIMG8079

CIMG8071
Con ellos terminaban las actividades programadas para la jornada, aunque unos cuantos retomamos fuerzas en una espicha medio improvisada en la que nos reímos mucho, mucho, mucho…

la foto22

IMG_0312

la fotoec

la fotolne

El año que viene más y, seguramente, mejor. No os despistéis: 19 agosto 2017

Aquí os dejamos algunas fotos más:

DSC_9658

DSC_9660

DSC_9668

DSC_9673

DSC_9674

eldiablo

 

IMG_0327

IMG_0328

IMG_0329

IMG_0330

jaime

Si has llegado hasta aquí serás de los pocos en enterarte que a la llegada de la “caravana” al chiringuito de la playa de Los Quebrantos hubo un conato de colisión en cadena porque varios escuteristas distrajeron su atención incomprensiblemente al observar una mujer tomando el sol  en las dunas…

IMG_0334

 

6ª SCOOTERADA VILAGARCIANA – 16 JULIO 2016

 

13315583_518736608322636_8253856497849981084_n

13346941_520409218155375_5868892063766310598_n

Villagarcía no es ciudad grande pero lo parece. Es un pueblo, villa más bien, que tiene todo lo que se puede necesitar. Nuestra llegada fue de todo menos triunfal, aparecimos en el hotel con nuestras motos en el remolque de Juan algo más tarde de las cinco de la mañana del sábado (día de mercado). Tras levantarnos y desayunar estábamos citados con Arkaitz de Lambretta Locomociones (Pontevedra) que nos había traído parte de los repuestos que necesitábamos para intervenir nuestras motos.

aa

untitled7

untitled8

untitled9

untitled33

20160716_131530

Tras despedirnos de él y dado que una de las cosas más bonitas de Vilagarcía está en sus alrededores nos pusimos de nuevo a rodar, bordeamos la parte sur de su ría y como el calor apretaba, lo nuestro es el mar y teníamos ganas de darnos un chapuzón nos dirigimos a la hermosa playa de las Sinas para relajarnos y comer en un chiringuito antes de volver a Villagarcía para participar en la Scooterada.

CIMG7842

CIMG7841

a2

Gran ambiente en la Alameda y un calor sofocante antes de salir a hacer la ruta. Por allí nos encontramos a algunos amigos venidos de Asturias también (Alvaro, Caito y Adolfo) y a “clásicos” de la escena como Modesto, ataviado con una preciosa camiseta para la ocasión.


CIMG7843

CIMG7844

CIMG7845

CIMG7846

CIMG7847

Antes decía “parte” de los repuestos necesarios porque a mi Lambretta se le rompió un mini cardan del grifo de la gasolina y la moto se inundaba. De esta incidencia nos dimos cuenta el mismo sábado, estando ya Arkaitz en Vilagarcía. Esto obligaba a sacar y limpiar la bujía casi cada vez que la moto se paraba y ese fue precisamente el motivo por el que no salimos con el resto del grupo a hacer la ruta. Tuvimos que incorporarnos más tarde al punto de reunión en San Xenxo, la playa de Silgar.

Hasta allí hicimos nuestra scooter run particular, solos, y antes de llegar a Cambados Juan tuvo la desgracia de ser denunciado por un Guardia Civil (que allí estaba levantando atestado de un choque de una Vespa automática que pasaba antes por allí) por invadir el carril contrario pisando raya continua al hacer un adelantamiento a 20 kms/h. Con la “receta” y el mal sabor de boca correspondientes continuamos camino hacia San Xenxo, precioso y bullicioso  pueblo turístico al que hay quien lo llama “la Marbella de Galicia”. Allí nos encontramos a toda la “tropa” y allí difrutamos, buscando la sombra, de un necesario refrigerio.

 

 

20160716_175618

CIMG7848

CIMG7849

CIMG7850

CIMG7851

CIMG7852

CIMG7853

CIMG7854

CIMG7855

CIMG7856

CIMG7857

CIMG7858

CIMG7859

CIMG7860

CIMG7861

CIMG7862

De allí fuimos guiados a Barrantes para merendar-cenar. Pronto entrábamos con nuestras scooters en un lugar realmente espectacular donde dimos buena cuenta de tortilla de patata gallega, empanadas de zamburiñas y de bacalao y pasas, embutidos varios, abundantísimos y deliciosos mejillones de las Rías Bajas, … Un verdadero festín regado con vino albariño o vino del país, según los gustos de cada uno, cerveza, refrescos o agua para quien tuviera que conducir…   y escuchando de fondo la música jazz que intrepretaba GTA trío para nosotros.

CIMG7863

CIMG7864

CIMG7865  CIMG7867

CIMG7868

 

CIMG7870  CIMG7872

Entrega de premios y reconocimientos de los que fuimos objeto también nosotros y que desde aquí agradecemos sinceramente.

 

aaa

CIMG7888

a3

Y ya de vuelta en Villagarcía y caida la noche fiesta para todos los que resistimos en pie hasta altas horas de la madrugada, con Edu y Néstor a los platos haciéndonos bailar como malditos.

CIMG7901

CIMG7905

Y así despedimos esta crónica. La Scooterada Vilagarciana ha sido un verdadero descubrimiento para nosotros. Segunda edición a la que asistimos y otra vez regresamos con un gran sabor de boca. Desgraciadamente este evento se produce una vez cada dos años y toca esperar a 2018 para la próxima. Antes, afortunadamente, tendremos allí el IV Lambretta Jet Set del Club Lambretta España y podremos volver a disfrutar de los encantos de Galicia, de sus Rías Baixas, de Edu, de Emilio, de Néstor, de Arkaitz… de tantísima gente que se esfuerza y trabaja para que los demás nos divirtamos.

¡Muchas gracias por el trato y la atención que nos habéis dispensado y nos vemos en la siguiente!

DE RUTA POR GALICIA AL 4% – TRES SCOOTERS Y UN FUNERAL (VUELTA) 17 JULIO 2016

Todo estaba preparado para salir de Vilagarcía a las once de la mañana. Nos habíamos citado con un joven vespista que habíamos conocido la noche anterior y que, procedente de Bóveda (Lugo) había acudido al rally rodando como nosotros. Un tipo majo y peculiar a la vez, pues ha restaurado con sus propias manos la preciosa Vespa 125 de su abuelo que ahora él conduce.

Jacobo, que así se llama, es panadero y ocasionalmente trabaja también como enterrador en su pueblo. La noche anterior habíamos estado hasta altas horas disfrutando de la fiesta programada en el Bar O Miudo…

a1

Nuestras Lambrettas no iban muy finas y entre una caricia y otra salimos de Vilagarcía -por fin- a eso de la una del mediodía con un sol de justicia y una temperatura cercana ya a los 30 grados.

Tras atravesar primero A Estrada y después Silleda y acostumbrados ya al calor pusimos rumbo a Lalín. De esta parte del viaje y de la siguiente no hay fotos, por desgracia. La vagancia ya se había adueñado de nuestros cuerpos y mentes a esas alturas, yo diría que incluso antes de salir. Y es que llevábamos ya encima un tute considerable… aproximadamente 800 kilómetros desde nuestra partida de Soto del Barco el viernes…

Tras hacer nuestro primer repostaje en una pequeña localidad llamada Rodeiro y la habitual pelea con la bujía de mi S2 (que sufría las consecuencias de la rotura del grifo de gasolina ya desde la mañana del sábado) -y sin saberlo- nos encaminábamos a vivir la anécdota del viaje, que tuvo lugar algunos minutos después en Chantada y que, a Dios gracias, se quedó solo en eso.

CIMG7906

CIMG7907

CIMG7908

Allí se celebraba la segunda jornada de la Subida Internacional A Chantada ese domingo y a nuestro paso por la localidad nos encontramos cerrados todos los accesos desde la carretera. Como eran ya casi las tres de la tarde, Jacobo sugirió saltarnos las barreras colocadas en uno de los accesos en la idea de que la prueba automovilística ya habría terminado.

El domingo la primera manga se celebraba a las 9:30 h y la carretera fue cerrada al público una hora y media antes, es decir a las ocho de la mañana. Un calor axfisiante y miles de aficionados al mundo del motor armados de sombrillas, neveras, …poblaron los viñedos de la ribera del Miño para seguir desde primera hora de la tarde, eso sí, con un calor asfixiante.

Pronto comprobamos que estábamos en un error y que lo que hicimos fue una imprudencia que, de haber terminado mal, habría hecho que saliéramos en los telediarios nacionales.

El caso es que por la carretera cortada para el rally aparecimos nosotros en nuestros scooters justo en dirección contraria a un tramo cronometrado por el que todavía estaban pasando coches a toda velocidad. La primera pareja de la Guardia Civil apostada en un cruce, cuando vio la escena, debió pensar que estaban flipando debido a un golpe de calor.

Lo siguiente que vimos fue ya un grupo de tres o cuatro números haciéndonos gestos para que nos saliéramos de la vía inmediatamente y nos temíamos la peor de las “recetas” posibles cuando llegaran a nosotros, cosa que al final no ocurrió milagrosamente porque asumieron que nosotros veníamos de Chantada pueblo (cuyo acceso al parecer no estaba cortado) y eso nos libró de la quema. Allí tuvimos que esperar con motores apagados unos 20 minutos hasta que el último coche pasó y nos dieron permiso para continuar viaje dirección Monforte de Lemos. Lo cierto es que nos la jugamos seriamente (física y económicamente) y afortunadamente salimos bien parados.

CIMG7909

CIMG7910

CIMG7911

En la Voz de Galicia del lunes 18 de julio se podía leer la siguiente noticia: “Regresó todo un clásico a la Subida de Chantada, su circuito talismán, y lo hizo por la puerta grande. Después de varios años de ausencia, Andrés Vilariño, todo un mito y un perfecto conocedor del majestuoso trazado automovilístico de la ribera del Miño, se alzó con la victoria final en la denominada catedral del campeonato gallego de montaña. El piloto asturiano acabó primero con un tiempo de 5:33.079 minutos, demostrando una vez más su categoría y una gran superioridad sobre el resto de competidores …La prueba discurrió con un calor asfixiante, pero sin incidencias relevantes. Tan solo un aficionado tuvo que ser evacuado primero al ambulatorio de Chantada y después al hospital de Monforte al sentirse indispuesto…”

La noticia podía haber sido esta otra: “La prueba discurrió con un calor asfixiante, pero sin incidencias relevantes. Tan solo tres jóvenes trastornados a lomos de dos Lambrettas y una Vespa que aparecieron en mitad de un tramo cronometrado en la carretera que había sido cerrada al público. Procedentes de Vilagarcía de Arousa, según manifestaron, se dirigían a Bóveda a comer carne a la piedra y por fortuna pudieron ser desviados y obligados a salirse de la vía por la Guardia Civil en evitación de una tragedia mayor

Poco después de reanudar la marcha pudimos disfrutar de algunos de los paisajes más bellos de la ruta (y fueron muchos los paisajes bonitos que vimos): atravesamos por un puente, dejando a nuestra izquierda el embalse de Belesar y viendo encajonado abajo parte del trazado fluvial del Miño, fuertes pendientes y desniveles, grandes masas de vegetación autóctona, frondosos bosques, viñas en pendientes imposibles y una intensa ocupación humana del espacio mediante terrazas. Sin haberlo programado nos encontrábamos transitando por la Ribeira Sacra, cerca de uno de los denominados “mares interiores de Galicia”, deseando poder contemplar los cañones desde su fondo, a bordo de un catamarán…

La carretera era una continua sucesión de curvas en pendiente hasta alcanzar la cima del Alto do Faro, de 868m, cada vez viendo más cerca los aerogeneradores que pueblan las crestas de la montaña en esa zona para después descender hasta Monforte de Lemos y llegar finalmente a Bóveda, donde teníamos reservada una mesa para comer a cortés invitación de Jacobo. Si algún día caéis por allí, no lo dudéis.

aaaaaa

a4

Poco antes de detenernos ante el restaurante pude observar cómo a la moto de Mino le caía una tuerca y al avisarle y comprobar él la situación se percata de que lleva la rueda trasera medio suelta porque ha perdido el tornillo que sujeta el eje del tambor y eso supone una seria preocupación/obstáculo para poder seguir. Tras comer copiosamente ternera a la piedra y alguna otra exquisitez de la tierra con Jacobo, este se despidió de nosotros (tenía que enterrar al padre de un amigo esa tarde) y nos invitó a pasar por su taller para tratar de reparar la avería, cosa que hicimos no sin antes ver pasar por la carretera el coche fúnebre camino del cementerio conducido por Jacobo, que nos saludó a través de la ventanillas.

CIMG7912

CIMG7913

CIMG7914

CIMG7915

CIMG7916

La situación se superó en algo más de noventa minutos que fue lo que tardamos en localizar un tornillo adecuado (o casi). Ya cuando eran algo más de las siete de tarde, aún 250 kms por delante y con calor abrasador nos dirigimos a Sarria y Castroverde para enlazar con A Fonsagrada a continuación.

En A Fonsagrada repostamos después de haber disfrutado mucho de la carretera de subida, ancha, con buen firme y plagada de curvas y contra-curvas, en pleno corazón de las sierras orientales de Galicia y enmarcada en unos increíbles parajes de montaña.

Afortunadamente llegamos a la gasolinera 15 minutos antes de que cerrase. A la siguiente no habríamos llegado. La noche nos acechaba así que otra vez a retorcer el acelerador y dirigirnos a Grandas de Salime, Puerto del Palo, Pola de Allande…

El la cima del Puerto del Palo (AS 14), tras ascender una vía ancha, con asfalto perfecto, curvas amplias con peraltes como Dios manda y fenomenal visibilidad en todas ellas, sí nos detuvimos para hacer unas fotografías y llamar a casa para avisar que llegaríamos, tarde, pero llegaríamos. Daba la sensación de que habíamos cruzado al fin del mundo. No hay casas en ninguna de sus dos vertientes, el paisaje es descarnado, de vegetación baja, tierra pelada…. Desde allí arriba contemplamos el ocaso del sol y salimos zumbados otra vez de allí para descender hacia el embalse de Grandas de Salime.

El mayor inconveniente que presentó la bajada fue la aparición de moscas, todas unidas,  actuando como un enjambre de abejas,  te rodean la cabeza y se iba todo el rato dando manotazos, intentando quitartelas de encima. Si abrías la boca, te comías una o dos seguro.

Ya en Pola de Allande nos cayó la noche encima y al poco tomamos el corredor del Narcea (AS 15) para recorrerlo viendo el reflejo de la luz de la luna  sobre el río a nuestra derecha. El cansancio es ya muy notable… Circulábamomos rápido, las luces de los coches que nos perseguían resultaban muy molestas, estábamos deseando llegar de una puta vez.

Por fin alcanzamos Cornellana y Pravia: Soto del Barco está ya muy cerca. 00.17 del lunes 18 de julio: HEMOS LLEGADO, POR FIN.

 

CIMG7930

 

CIMG7917

CIMG7918

CIMG7920

CIMG7921

CIMG7923

CIMG7924

CIMG7926

 

CIMG7928 CIMG7929